Por actuaciones incorrectas, tanto por acción u omisión, como por incumplimiento de las normas en materia de prevención de riesgos laborales, sin que sea necesaria la presencia de accidente. Las sanciones que se puedan imponer podrán variar en función de las siguientes circunstancias: